Sistema de llenado a granel completamente automatizado

Con dos cabezales de llenado y sistemas de básculas independientes, el sistema de llenado a granel completamente automático de HART ofrece un proceso de llenado continuo con alta precisión de las básculas y un cambio rápido para distintos tamaños de cajas.

El sistema de llenado a granel controlado por PLC, completamente automatizado de HART maneja rápidamente una variedad de tamaños de cajas y tiene una construcción resistente, con un armazón higiénico de acero inoxidable

La máquina se construye sobre un armazón higiénico de acero inoxidable con una alimentación y descarga de cajas propulsada estilo cama de rodillos. Las cajas llenas se incorporan a un solo carril para transportarse a través de la cinta transportadora a la unidad de desplegado de la bolsa. El proceso de llenado es completamente automático y, con la acumulación adecuada, el sistema está diseñado para trasladar automáticamente cajas a la estación o estaciones de llenado para llenarse y descargarse en la banda transportadora sin intervención manual.

El sistema utiliza dos cabezales de llenado y sistemas de básculas independientes, lo que permite un proceso de llenado alternado que al mismo tiempo es continuo. Cada báscula, en conjunto con el PLC, controla la cantidad de producto que se despacha a cada caja para garantizar una operación consistente y completamente automática.

El sistema está completamente controlado por PLC y las básculas están programadas con un peso deseado predeterminado que compensa el peso del contenedor vacío y el forro interior. Esta información se envía al PLC, que a su vez controla la apertura y el cerrado de las válvulas de llenado. El PLC también controla el inicio y la detención de la bomba de producto. El sistema se diseñó para operar de forma continua siempre y cuando estén disponibles cajas en las estaciones de llenado; en caso de que esta condición no se presente, el sistema mantendrá las válvulas de llenado cerradas y permanecerá en modo de espera (sin caja no hay llenado).

El equipo puede manejar una variedad de tamaños de cajas en el rango de las 20 a las 50 libras. Una caja estándar de 40 libras tendrá un ciclo de hasta 8 cajas por minuto, mientras que en cajas de 20 libras el ciclo será de 16 por minuto. Las características de flujo de producto son un factor clave y no están bajo el control de HART.

El tiempo de cambio de un tamaño de caja a otro, suponiendo que el operador es razonablemente hábil, es de aproximadamente 7 a 10 minutos. Todas las cajas deben manejarse de forma consistente para lograr mantener un proceso completamente automático. Por ejemplo, todos los contenedores deben llenarse con las solapas superiores hacia arriba (no dobladas a los lados), todos los forros plegados sobre las solapas verticales y todas las cajas con el mismo estilo de solapa y método de sellado.

Las básculas son de alta precisión, al igual que el sistema de control electrónico de las bombas. El peso de llenado final depende de que se mantengan características de producto consistentes, un control de proceso preciso y una presión estable de producto a los cabezales de llenado.